Gestión de Recursos Humanos

Gestión de Recursos Humanos

¿Qué es la gestión de Recursos Humanos? ¿Cómo optimizarla y transformar el capital humano en el factor más determinante de tu empresa? Desde KULTUR te lo contamos.

Gestión de Recursos Humanos
El objeto de este artículo es hablar de la gestión de Recursos Humanos, y como explicó en la nota anterior, hay muchas formas de llamar al área encargada de gestionar a las personas que conforman nuestra organización. Más allá del nombre, lo importante es entender qué se logra con esa área:
La gestión del equipo o gestión de recursos humanos es el conjunto de actividades pensadas en acompañar, desarrollar e impulsar a las personas que forman parte de una organización. Estas actividades deben estar alineadas con los valores de la empresa y los objetivos de negocio. Por esta razón, la gestión del capital humano, planifica y organiza actividades como:
Reclutamiento y atracción de talentos: aporta a la organización las personas más adecuadas para sus necesidades.
Motivación: busca la sinergia entre los objetivos de la organización y los objetivos individuales de las personas.
Cultura Organizacional: crea las condiciones y el ambiente necesario para tener un equipo satisfecho.
Capacitación: Ofrece herramientas para que las personas puedan desempeñarse de la mejor manera en su puesto de trabajo.
Desarrollo: Planifica el crecimiento profesional de cada persona dentro de la organización
Métricas de desempeño: Establece objetivos individuales en función de los objetivos organizacionales.
Tareas más, tareas menos, pensar en la gestión del capital humano involucra definitivamente las actividades nombradas.
Si bien estas tareas se pueden realizar de manera aislada y sin correlación las unas con las otras, la forma más eficiente de gestionar a las personas es pensando en un “Plan Integral” y/o “Política de Recursos Humanos”. La elaboración de una Política de Recursos Humanos visualiza en primera instancia los valores y objetivos que la empresa persigue y en función de ello, identifica las necesidades a trabajar.
Gracias a ese diagnóstico, es posible abordar los objetivos a través un plan de acción por etapas. Y, aun cuando la estructura del plan puede tener alguna similitud al de otras empresas, es importante resaltar que nunca un plan será igual otro; porque ninguna empresa cuanta con la cultura y/o está integrada por las personas que forman parte de nuestra organización.
En conclusión, a causa de todas estas tareas y sumado a las preocupaciones e inconvenientes diarios que tiene toda organización, resulta muy complejo que una pequeña y/o mediana empresa posea un equipo permanente para atender todas estas necesidades.
Desde KULTUR, te ofrecemos ocuparnos de la gestión de personas de tu empresa,  optimizando el funcionamiento desde el único recurso que la competencia jamás podrá obtener: tu CAPITAL HUMANO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *